PREFACIO A LA SEGUNDA EDICION DE CITAS DEL PRESIDENTE MAO TSETUNG

16 de diciembre de 1966

Lin Piao

 

El camarada Mao Tsetung es el más grande marxista-leninista de nuestra época. Ha heredado, defendido y desarrollado de manera genial y creadora y en todos sus aspectos el marxismoleninismo, elevándolo a una etapa completamente nueva.

El pensamiento de Mao Tsetung es el marxismo-leninismo de la época en que el imperialismo se precipita hacia su ruina total y el socialismo avanza hacia la victoria en el mundo entero. Es una poderosa arma ideológica en la lucha contra el imperialismo; es una poderosa arma ideológica en la lucha contra el revisionismo y el dogmatismo. Es la guía para todo el trabajo del Partido, el Ejército y el país.

Por tanto, la tarea más fundamental en el trabajo político-ideológico de nuestro Partido es mantener siempre en alto la gran bandera roja del pensamiento de Mao Tsetung, armar a todo el pueblo con el pensamiento de Mao Tsetung y, en todo tipo de trabajo, colocar resueltamente el pensamiento de Mao Tsetung en el puesto de mando. Las vastas masas de obreros, campesinos y soldados, así como de cuadros revolucionarios e intelectuales, deben asimilar efectivamente el pensamiento de Mao Tsetung. Es preciso que todos estudien las obras del Presidente Mao, sigan sus enseñanzas, actúen de acuerdo con sus instrucciones y sean buenos combatientes del Presidente Mao.

Hay que estudiar las obras del Presidente Mao con el propósito de resolver problemas determinados, estudiarlas y aplicarlas de manera creadora, combinar estudio y aplicación, estudiar primero lo que más se necesite para lograr de inmediato resultados visibles y hacer los máximos esfuerzos por aplicar lo aprendido.

Para asimilar efectivamente el pensamiento de Mao Tsetung, es necesario estudiar una y otra vez los muchos conceptos fundamentales del Presidente Mao; conviene aprender de memoria sus frases clave, estudiarlas y aplicarlas reiteradamente. En la prensa deben insertarse constantemente citas del Presidente Mao de acuerdo con la realidad, para que la gente las estudie y aplique. Las experiencias adquiridas en los últimos años por las vastas masas en el estudio y aplicación creadores de las obras del Presidente Mao demuestran que escoger y estudiar citas del Presidente Mao con el propósito de resolver problemas determinados es un buen método para estudiar el pensamiento de Mao Tsetung, método que facilita el logro inmediato de resultados visibles.

Para ayudar a las grandes masas a estudiar aún mejor el pensamiento de Mao Tsetung, hemos escogido y compilado las presentes Citas del Presidente Mao Tsetung. Al organizar el estudio, las diversas entidades deben hacer una selección de las citas según las circunstancias, las tareas, la situación ideológica de las masas y la situación del trabajo.

Nuestra gran Patria entra ahora en una nueva época en que los obreros, campesinos y soldados dominan el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Tsetung. Una vez dominado por las vastas masas, el pensamiento de Mao Tsetung se convierte en una fuerza inagotable, en una bomba atómica espiritual de infinita potencia. La edición en gran cantidad de Citas del Presidente Mao Tsetung constituye una importantísima medida para que las grandes masas dominen el pensamiento de Mao Tsetung y para impulsar la revolucionarización de la mente de nuestro pueblo. Esperamos que todos los camaradas estudien concienzuda y tenazmente, promuevan un nuevo auge a escala nacional en el estudio y aplicación creadores de las obras del Presidente Mao y, bajo la gran bandera roja del pensamiento de Mao Tsetung, luchen por transformar nuestro país en una gran potencia socialista con una agricultura, una industria, una ciencia y cultura y una defensa nacional modernas.

 

I. EL PARTIDO COMUNISTA

La fuerza-núcleo que dirige nuestra cause es el Partido Comunista de China.

La base teórica que guía nuestro pensamiento es el marxismo-leninismo.

Discurso de apertura de la I Sesión de la Asamblea Popular Nacional (primera legislatura) de la República Popular China(15 de septiembre de 1954).

Para hacer la revolución, se necesita un partido revolucionario. Sin un partido revolucionario, sin un partido creado conforme a la teoría revolucionaria marxista-leninista y al estilo revolucionario marxista-leninista, es imposible conducir a la clase obrera y las amplias masas populares a la victoria sobre el imperialismo y sus lacayos.

Fuerzas revolucionarias del mundo, uníos, Iuchad contra la agresión imperialista! (noviembre de 1948),Obras Escogidas t. IV.

Sin los esfuerzos del Partido Comunista de China, sin los comunistas chinos como sostén del pueblo chino, es imposible alcanzar la independencia y la liberación del país, su industrialización, y la modernización de su agricultura.

Sobre el gobierno de coalición (24 de abril de 1945),Obras Escogidas, t. III.

El Partido Comunista de China es el núcleo dirigente del pueblo chino. Sin este núcleo la cause del socialismo no puede triunfar.

Discurso pronunciado en la recepción a todos los delegados al III Congreso Nacional de la Liga de la Juventud de la Nueva Democracia de China (25 de mayo de 1957).

Un partido disciplinado, pertrechado con la teoría marxista-leninista y que practica la autocrítica y se mantiene ligado a las masas populares; un ejército dirigido por tal Partido; un frente único de todas las clases revolucionarias y grupos revolucionarios dirigido por tal Partido: éstas son las tres armas principales con que hemos derrotado al enemigo.

Sobre la dictadura democrática popular (30 de junio de 1949),Obras Escogidas, t. IV.

Debemos tener confianza en las masas, debemos tener confianza en el Partido. Estos son dos principios fundamentales. Si dudamos de ellos, nada podremos cumplir.

Sobre el problema de la cooperativización agrícola (31 de julio de 1955),[Obras Escogidas, t. V].

Armado con la teoría e ideología marxista-leninista, el Partido Comunista de China ha aportado al pueblo chino un nuevo estilo de trabajo, que consiste principalmente en integrar la teoría con la práctica, mantener estrechos vínculos con las masas populares y practicar la autocrítica.

Sobre el gobierno de coalición (24 de abril de 1945),Obras Escogidas t. III.

 Ningún partido político puede conducir un gran movimiento revolucionario a la victoria si no posee una teoría revolucionaria, un conocimiento de la historia y una comprensión profunda del movimiento práctico.

El papel del Partido Comunista de China en la guerra nacional(octubre de 1938),Obras Escogidas, t. II.

El movimiento de rectificación es, como decíamos, un amplio movimiento de educación marxista. Por rectificación entendemos que todo el Partido estudia marxismo a través de la crítica y la autocrítica. Podremos sin duda aprender más marxismo en el curso del movimiento de rectificación.

Discurso ante la Conferencia Nacional del Partido Comunista de China sobre el Trabajo de Propaganda (12 de marzo de 1957)[Obras Escogidas, t. V].

Es muy ardua tarea asegurar una vida mejor a los centenares de millones de chinos y transformar nuestro país, atrasado económica y culturalmente, en un país próspero, poderoso y con elevado nivel cultural. Precisamente pare asumir esta tarea con mayor competencia y tra

bajar mejor junto con todos aquellos que, sin ser militantes del Partido, se mueven por altos ideales y están decididos a hacer transformaciones, debemos desplegar movimientos de rectificación tanto ahora como en el futuro y desprendernos constantemente de todo lo que sea erróneo.

Ibíd.

La política es el punto de partida de todas las acciones prácticas de un partido revolucionario, y se manifiesta en el proceso y el resultado final de sus acciones. Toda acción de un partido revolucionario es la aplicación de su política. Si no aplica una política correcta, aplica una errónea; si no aplica determinada política de modo consciente, la aplica a ciegas. Lo que llamamos experiencia es el proceso y el resultado final de la aplicación de una política. Sólo a través de la práctica del pueblo, es decir, por la experiencia, se puede verificar si una política es correcta o errónea y determinar hasta qué grado lo es. Pero la práctica de los hombres, especialmente la práctica de un partido revolucionario y de las masas revolucionarias, está necesariamente ligada con una u otra política. Por tanto, antes de emprender cualquier acción, debemos explicar a los militantes del Partido y a las masas la política que hemos formulado a la luz de las circunstancias dadas. De otro modo, los militantes del Partido y las masas se apartarán de la dirección de nuestra política, actuarán a ciegas y aplicarán una política errónea.

Sobre la política concerniente a la industria y el comercio (27 de febrero de 1948), Obras Escogidas, t. IV.

Nuestro Partido ha formulado la línea general y la política general de la revolución china, así como las líneas específicas para el trabajo y las medidas políticas concretas. Sin embargo, muchos camaradas recuerdan sólo las líneas específicas para el trabajo y las medidas políticas concretes, pero olvidan a menudo la línea general y la política general del Partido. Si de

verdad las olvidamos, seremos revolucionarios ciegos, inmaduros y de ideas confusas, y al aplicar una línea específica para el trabajo y una medida política concreta, nos desorientaremos, oscilaremos a izquierda y derecha, y perjudicaremos nuestro trabajo.

Discurso pronunciado en una conferencia de cuadros de la región liberada de Shansí-Suiyuán (1 de abril de 1948),Obras Escogidas, t. IV.

La política y la táctica son la vida del Partido; los camaradas dirigentes a todos los niveles deben prestar plena atención a ellas y de ninguna manera mostrarse negligentes a este respecto.

Circular sobre la situación (20 de marzo de 1948),Obras Escogidas, t. IV.

 

II. CLASES Y LUCHA DE CLASES

Las clases luchan, una clases salen victoriosas, otras quedan eliminadas. Así es la historia, así es la historia de la civilización de los últimos milenios. Interpretar la historia desde este punto de vista es materialismo histórico; sostener el punto de vista opuesto es idealismo histórico.

Desechar las ilusiones, prepararse para la lucha (14 de agosto de 1949),Obras Escogidas, t. IV.

En la sociedad de clases, cada persona existe como miembro de determinada clase, y sodas las ideas, sin excepción, llevan su sello de clase.

Acerca de la práctica (julio de 1937),Obras Escogidas, t. I.

Los cambios que se producen en la sociedad se deben principalmente al desarrollo de sus contradicciones internas, es decir, las contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, entre las clases y entre lo viejo y lo nuevo. Es el desarrollo de estas contradicciones lo que hace avanzar la sociedad e impulsa la sustitución de la vieja sociedad por la nueva.

Sobre la contradicción (agosto de 1937),Obras Escogidas, t. I.

La despiadada explotación económica y la cruel opresión política de los campesinos por la clase terrateniente, los forzaron a alzarse en numerosas rebeliones contra la dominación de ésta. (...) Las luchas de clase del campesinado, los levantamientos campesinos y las guerras campesinas fueron la fuerza motriz real del desarrollo histórico de la sociedad feudal china.

La revolución china y el Partido Comunista de China (diciembre de 1939), Obras Escogidas, t. II.

La lucha nacional es, en último término, un problema de la lucha de clases. Entre los blancos en los EE.UU., solo los reaccionarios círculos dominantes son los que oprimen a los negros. Ellos no representan en modo alguno a los obreros, los campesinos, los intelectuales

revolucionarios y otras personalidades razonables que constituyen la aplastante mayoría de los blancos.

Declaración de apoyo a los negros norteamericanos en su justa lucha contra la discriminación racialdel imperialismo norteamericano(8 de agosto de 1963).

A nosotros nos incumbe organizar al pueblo. En cuanto a los reaccionarios chinos, nos incumbe a nosotros organizar al pueblo para derribarlos. Con todo lo reaccionario ocurre igual: si no lo golpeas, no cae. Esto es como barrer el suelo: por regla general, donde no llega la escoba, el polvo no desaparece solo.

La situación y nuestra política después de la victoria en la Guerra de Resistencia contra el Japón (13 de agosto de 1945),Obras Escogidas, t. IV.

El enemigo no desaparecerá por sí solo. Ni los reaccionarios chinos ni las fuerzas agresoras del imperialismo norteamericano en China se retirarán por su propia voluntad del escenario de la historia.

Llevar la revolución hasta el fin (30 de diciembre de 1948)Obras Escogidas, t. IV.

Hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni escribir una obra, ni pintar un cuadro o hacer un bordado; no puede ser tan elegante, tan pausada y fina, tan apacible, amable, cortés, moderada y magnánima. Una revolución es una insurrección, es un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra.

Informe sobre la investigación del movimiento campesino en Junán(marzo de 1927)Obras Escogidas, t. I.

Chiang Kai-shek trata siempre de arrebatar al pueblo cada átomo de poder y cada átomo de sus conquistas. ¿Y nosotros? Nuestra política es responder medida por medida y luchar por cada pulgada de terreno. Actuamos según él actúa. El siempre trata de imponer la guerra al pueblo, con una espada en la mano izquierda y otra en la derecha. Nosotros también empuñamos espadas, siguiendo su ejemplo. (...) Como Chiang Kai-shek está ahora afilando sus espadas, debemos afilar las nuestras.

La situación y nuestra política después de la victoria en la Guerra de Resistencia contra el Japón (13 de agosto de 1945)Obras Escogidas t. IV.

¿Quiénes son nuestros enemigos y quiénes nuestros amigos? Esta es una cuestión de importancia primordial para la revolución. Todas las anteriores luchas revolucionarias de China sólo obtuvieron magros resultados, esencialmente porque los revolucionarios no supieron unirse con los verdaderos amigos para atacar a los verdaderos enemigos. Un partido revolucionario es el guía de las masas, y cuando las descamina, ninguna revolución puede triunfar. A fin de conquistar con seguridad la victoria en la revolución y no descaminar a las masas, tenemos que cuidar de unirnos con nuestros verdaderos amigos para atacar a nuestros verdaderos enemigos. Y para distinguir a los amigos verdaderos de los verdaderos enemigos, tenemos que hacer un análisis general del status económico de las clases de la sociedad china y de sus respectivas actitudes hacia la revolución.

Análisis de las clases de la sociedad china (marzo de 1926)Obras Escogidas, t. I.

Son nuestros enemigos todos aquellos que están confabulados con el imperialismo: los caudillos militares, los burócratas, la burguesía compradora, la clase de los grandes terratenientes y el sector reaccionario de la intelectualidad subordinado a ellos. El proletariado industrial es la fuerza dirigente de nuestra revolución. Nuestros amigos más cercanos son el semiproletariado en su totalidad y la pequeña burguesía. En cuanto a la vacilante burguesía media, su ala derecha puede ser nuestro enemigo, y su ala izquierda, nuestro amigo; pero debemos mantenernos constantemente en guardia y no permitirle a esta que cree confusión en nuestro frente.

Ibíd.  

Quien tome partido por el pueblo revolucionario, es un revolucionario. Quien tome partido por el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático, es un contrarrevolucionario. Quien se coloque al lado del pueblo revolucionario sólo de palabra, pero no en los hechos, es un revolucionario de palabra. Quien se coloque al lado del pueblo revolucionario tanto en los hechos como de palabra, es un revolucionario en su más pleno sentido.

Discurso de clausura en la II Sesión del Primer Comité Nacionalde la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino(23 de junio de 1950).

 

Ver el documento completo